Hoy extraño México…

Aunque vivo viajando y disfruto cada momento y cada lugar en el que vivo o visito, siempre está mi México querido en mi cabeza. Hay días que más y hay días que menos, pero solo basta una canción, una comida o una frase en “mexicano” para que mi cabeza vuele y regrese al lugar en el que nací y viví por tantos años. Siempre me ha resultado  increíble la capacidad del cerebro (¿o es el corazón?) de generar  en segundos una explosión de sensaciones y recuerdos vívidos basándose en un pequeño estímulo como  el olor de un taco o la primera nota de una canción de la Banda el Recodo

Hoy desperté tranquilamente en mi querida Barcelona, cuando por casualidad apareció un link para escuchar una canción de banda y de repente…BOM!….estoy en México, mi cabeza no puede detenerse…La música me lleva a Guadalajara y no puedo evitar que mi estomago se doble de antojo al pensar en sus tortas ahogadas, aguachiles, tacos de birria y el pozole, luego (como era de esperarse) se acuerda de la fiesta, los mariachis en El Parián, los palenques y las peleas de gallos, el tequila, las noches escuchando Banda, las micheladas de media tarde y por supuesto…las chicas guapas

En un segundo, mi cabeza conecta la fiesta de Guadalajara con la de la ciudad de México donde viví toda mi vida y recuerdo mis noches de bares en la condesa, los restaurantes, las discotecas, recuerdo mis madrugadas con tacos de pastor y de lengua y mis mañanas después de la fiesta con tacos de barbacoa, guacamole y los milagrosos chilaquiles (no existe otro remedio en el mundo para la resaca como esto…lo he comprobado en demasiados países!) y por supuesto,  la sonrisa con la que te atienden todos y cada uno de los meseros y demás gente que se dedica a dar servicios (esto es algo que no valoras hasta que vives fuera de México)

Continuando con su recorrido,  mi cabeza llega a las personas…me acuerdo de mi familia, de las reuniones familiares, de navidad, las vacaciones juntos…y entonces vuelvo a saltar y llego a las vacaciones con mis amigos en Acapulco o en las Playas de Oaxaca o en Chiapas, las fiestas universitarias, los cumpleaños y entonces, regreso a la realidad… hambriento y lleno de recuerdos deduzco de que si no paro, iré en este momento al aeropuerto y tomaré el primer avión de regreso

Al final de todo me doy cuenta de que aunque mis expresiones se han “españolizado” un poco por el tiempo y digo resaca en lugar de cruda y de que ahora voy de tapas en lugar de ir por tacos. Soy igual de mexicano que hace 5, 10 o 20 años y que es algo que nunca se perderá por más tiempo que pase…y que gracias  a mi cabeza solo faltará una nota musical, unas gotas de chile o una sonrisa cálida y estaré ahí

Supongo que a todos los que están fuera de sus países les pasa lo mismo…yo que se…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s